top of page
Buscar
  • Foto del escritorJuliane Haider

Comprar un piso para reformar vs. uno ya reformado


La única ventaja de comprar un piso que ya está reformado, es que puedes mudarte nada más comprarlo. Pero encontrar uno, en el que la distribución, todos los acabados y los detalles te gusten, es muy difícil, así que es probable que termines haciendo pequeñas reformas a corto o medio plazo. Con el inconveniente que tendrás que hacerlas cuando ya vives en el piso.


Otras desventajas son:

- Sale más caro que comprar y reformar, ya que el vendedor quiere llevarse un beneficio.

- Los materiales usados suelen ser los más baratos del mercado, por lo cual duran poco tiempo.

- Puede que no hayan renovado lo que no se ve (electricidad, fontanería) y te encuentras con la sorpresa de tener que romper el baño por una avería en la tubería vieja, por ejemplo.

- Suelen faltar enchufes y conexiones de fibra óptica donde los necesitas.

- Se llevan mucho los falsos techos por todas partes, porque facilita las instalaciones. Muchas veces eso hace que la altura libre se queda muy baja.


Por todo esto yo te recomiendo comprar un piso para reformar, ya que es el piso para vivir con tu familia, y así conseguirás todo lo que quieres: tendrás materiales de calidad, sanos y duraderos, la distribución idónea para tu familia - a medio y largo plazo, la seguridad de que todo está nuevo y va a durar mucho tiempo, para no tener que meterte en otra reforma dentro de pocos años. Además, tendrás todo personalizado al 100%: los colores y materiales del suelo, de las paredes, de los muebles a medida, los sanitarios, la cocina, etc. Y todo esto por un precio más bajo.


Si quieres ver tus opciones de acortar el tiempo de obra y no tener preocupaciones por la reforma, programa una llamada de 10 minutos conmigo, y te explico cómo puedo ayudarte también a ti.

7 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page